OIDO EXTERNO

banner5.jpg

PATOLOGÍA INFLAMATORIA

OTITIS EXTERNA

Es la inflamación de las estructuras del oído externo por infección bacteriana en la piel del CAE, con afectación posterior de las partes blanda adyacentes. Podemos clasificar las otitis externas de una forma práctica y según su localización:

Oido-externo-Patologia-inflamatoria-Otitis-externa-2-197x300.jpgOtitis externa circunscrita (forunculosis): es la infección de un folículo piloso, generalmente por Staphylococcus aureus, provoca una otalgia intensificada al movilizar el pabellón.

Otitis externa difusa: se facilita por la entrada de agua contaminada (otitis del nadador) y está producida habitualmente por Pseudomonas aeruginosa. Además de otalgia intensa, provoca otorrea serosa o purulenta, y si la infamación ocluye la luz del CAE, se añade hipoacusia. El tratamiento de ambos procesos se basa en la utilización de gotas óticas antibióticas.

PATOLOGÍA INFLAMATORIA

Oido-externo-Patologia-inflamatoria-Otitis-externa-maligna-necrotizante-212x300.jpgEs la forma más grave de las otitis externas. Su evolución semeja a una infección necrotizante con diseminación rápida a tejidos blandos vecinos incluyendo cartílago y hueso. El paciente refiere dolor intenso, y se observa secreción seropurulenta que drena del conducto auditivo e inflamación del pabellón auricular y de los sitios afectados. En un alto porcentaje se detecta parálisis facial lo que constituye un signo de mal pronóstico. Es más frecuente en ancianos, diabéticos e inmunosuprimidos y en ocasiones se complica con mastoiditis, osteomielitis, meningitis y absceso cerebral. El germen causal es la Pseudomona aeruginosa, lo que obliga a establecer un tratamiento agresivo y utilizar antibióticos parenterales.

CONDROPERICONDRITIS DEL PABELLÓN

Afección de los cartílagos del pabellón y su pericondrio, después de un trauma local o un proceso infeccioso general de todo el organismo.

OTOMICOSIS

Infección por hongos del conducto auditivo externo. Representan un 10% de todas las otitis externas y afectan a cualquier edad, raza y sexo. Esta infección puede ser provocada por una limpieza excesiva del cerumen de las orejas, hábito de introducir objetos en el oído o por utilización de equipos que cubren el oído, tales como cascos, tapones, aparatos auditivos, etc.


TAPÓN DE CERUMEN

TAPON-CERUMEN-1.jpg

Los tapones en el Conducto Auditivo Externo están formados por cera producida en la piel del conducto y por restos de descamación epitelial. Se trata de una patología extraordinariamente frecuente, generalmente banal pero muy molesta. La cera tiene función de protección del conducto de agentes externos que lo puedan afectar.

Habitualmente, el cerumen se expulsa arrastrado por la piel ya que la eliminación de la capa superficial de la epidermis del conducto se realiza de dentro a fuera. los tapones se forman por exceso de producción o defecto de eliminación.

Produce una sensación de taponamiento ótico, pérdida de audición y autofonia (sensación de eco al hablar). No suele producir dolor aunque si alguna molestia. La presencia de dolor o mareo son síntomas que sugieren complicación o sobreinfección añadida, por lo que los pacientes deben ser valorados para establecer un diagnóstico adecuado.

Existen multitud de factores que favorecen la aparición de tapones de cera como la patología del oído externo, ecemas de conducto, conductos estrechos y el uso de bastoncillos entre otros.

El tratamiento se basa en la extracción del tapón mediante control microscópico, y evitar así los riesgos de traumatismo y perforación timpánica que conlleva un lavado ótico inadecuado.

En los pacientes en los que se sospecha sobreinfección, patología de oído medio, antecedente de perforación timpánica, oídos operados, el lavado con agua esta contraindicado.


CUERPO EXTRAÑO EN OÍDO

Se trata de la presencia de un Cuerpo Extraño enel Conducto Auditivo Externo, afecta generalmente a niños, Puede ser totalmente asintomático o cursar con intenso dolor e inflamación, planteándose el diagnóstico diferencial con una otitis externa.

La extracción del Cuerpo extraño se realiza bajo control microscópico con material adecuado o mediante lavado con agua templada en aquellos pacientes que se haya comprobado integridad de la Membrana timpánica.

Nunca debe intentarse la extracción con pinzas ya que el resultado suele ser la impactación del Cuerpo Extraño en el fondo del Conducto auditivo externo, haciendo mas difícil la extracción posterior por parte del especialista.


TUMORES DE OÍDO BENIGNOS

EXOSTOSIS

tumor-oido-externo.pngSon los tumores más frecuentes del CAE. Son raros en niños y mucho más frecuente en hombres que en mujeres. Suelen ser bilaterales. El factor etiológico está muy relacionado con exposición por largo tiempo con agua muy fría y es por esta razón que se ve muy frecuentemente en nadadores. Clínicamente se ven como lesiones redondeadas múltiples, muy duras, cubiertas de piel normal. Los síntomas dependen del tamaño, ya que en fase inicial suelen ser asintomáticos; en la medida en que su tamaño aumenta se puede ocasionar una hipoacusia conductiva y dificultad para la limpieza del CAE. Si la sintomatología es muy florida su extracción quirúrgica está indicada mediante microfresado del hueso o uno de láser.

HEMANGIOMA

Es uno de los 3 tumores congénitos que se ocasionan en el oído externo. Son masas capilares que a menudo toman otras áreas de la cara.

Se han identificado 3 clases de Hemangiomas:

Capilar: comprende las manchas de vino Oporto. Dicha lesión crece desde la niñez hasta la adolescencia. El tratamiento debe ser conservador.

Hemangioma Cavernoso: Es una lesión lobular de color rojo oscuro. Crece rápidamente hasta los 5 años y posteriormente suele involucionar y disminuir progresivamente de tamaño.

Hemangioma Compacto: Consiste en masas alveolares firmes dentro del tejido subcutáneo. Es una lesión rara y su tratamiento es quirúrgico.


TUMORES DE OÍDO MALIGNOS

Las lesiones malignas de la oreja son mucho más frecuentes que las lesiones del CAE. Representa el 4 al 8 % de todos los cánceres cutáneos. El 80 al 85% de los tumores malignos del oído son del pabellón auricular, 10 al 15% del CAE y entre el 5 y el 10% del oído medio y la mastoides.

CARCINOMA ESPINOCELULAR

Es el tumor maligno más frecuente y ocurre 6 veces más en el pabellón que en el CAE. Suele afectar la porción posterosuperior del pabellón. Su crecimiento es lento y las metástasis ganglionares son tardías. Inicialmente se manifiesta como engrosamiento con descamación, posteriormente se esfacela y se ulcera. El tratamiento es la escisión local amplia. Ocasionalmente se requiere radioterapia. La tasa de curación es del 95% a 5 años.

CARCINOMA BASOCELULAR

Carcinoma-espinocelular-300x200.jpgEs producto de la proliferación de las células basales del epitelio. Los hombres se afectan con más frecuencia. Suele comenzar en edad avanzada, es decir entre la sexta y séptima década de la vida. El crecimiento es lento y no suele dar metástasis; sin embargo su efecto destructivo local es grande. El diagnóstico se hace por biopsia. El tratamiento de elección es la escisión local y el pronóstico es excelente. En el oído medio, mastoides y hueso temporal ocurren tumores primarios malignos y benignos, metástasis tumorales o propagaciones neoplásicas por contigüidad. Dentro de los tumores primarios se encuentran los glomus, adenomas, adenocarcinomas, carcinomas espinocelulares y otros. Los tumores que dan metástasis al oído medio, mastoides y hueso temporal son: adenocarcinoma de próstata, carcinoma mamario, hipernefroma, carcinoma broncogénico, etc. Las lesiones adyacentes que invaden el oído medio, mastoides y hueso temporal son secundarias a lesiones como: meningiomas, neurilemoma, cilindroma de la glándula parótida, melanoma del CAE y neoplasias faríngeas.

TUMORES GLÓMICOS

Los tumores glómicos son conocidos también como paragangliomas no cromafines. Se originan del cuerpo carotídeo, bulbo de la yugular o del promontorio y de allí surge la nomenclatura de glomus yugularis, glomus timpánico y glomus carotídeo.


MASTOIDITIS

Es la complicación más frecuente de la otitis media aguda. Se trata de una inflamación propagada desde la caja del tímpano al sistema neumático del hueso temporal. Se suele expresar por un absceso subperióstico lateral a la cortical mastoidea.

mastoiditis.jpg


PRESENCIA DE CUERPOS EXTRAÑOS

Pueden estar en el lóbulo de la oreja o en el conducto auditivo; que pueden ser objetos que se introducen en los oídos (alimentos, insectos, juguetes, botones, etc.). Algunos no producen síntomas, sin embargo, hay otros que pueden causar dolor de oído, enrojecimiento o secreciones. Además, pueden obstruir el conducto auditivo y afectar la audición. La extracción del cuerpo extraño es obligada por el especialista con inmovilización adecuada del paciente.