TUMORES DEL OÍDO MEDIO

Son tumores benignos que reproducen la estructura del corpúsculo yugular y que se desarrollan en el hueso temporal, principalmente en el oído medio.

Se han denominado también tumores glómicos, pero desde que en 1974 Pearce caracterizó las células que constituyen estos tumores como pertenecientes al sistema APPUD y conocimos origen embriológico -paraneuronas de las cresta neural- se prefiere la denominación de paragangliomas a las demás acepciones.


MIRINGITIS

PQuirurgicos-Cirugia-del-oido-medio-Otitis-Media-Aguda-Miringitis-291x300.jpgUna infección crónica de la membrana timpánica asociado con el aspecto y persistencia de un tejido de granulación de color rojo brillante, no doloroso. Parece ser consecuencia de una infección superficial crónica del epitelio fino que recubre la superficie lateral de la membrana timpánica. Los patógenos responsables de la Miringitis granulosa pueden ser bacterianos o fúngicos.


OTITIS MEDIA SUPURATIVA AGUDA

PQuirurgicos-Cirugia-del-oido-medio-Otitis-Media-Aguda-Otitis-media-supurativa-aguda-300x295.jpg

Es una otitis bacteriana que se establece por vía tubárica, generalmente como complicación de catarros comunes de las vías aerodigestivas superiores o de otras infecciones rinofaríngeas. Es una enfermedad muy frecuente que se caracteriza por la presencia de supuración en el oído medio. Una otitis es aguda cuando dura menos de tres semanas; subaguda entre tres semanas y tres meses; si persiste más de tres meses, se considera crónica.


OTITIS MEDIA SECRETORA

PQuirurgicos-Cirugia-del-oido-medio-Otitis-media-aguda-otitis-media-secretora-290x300.jpgLa otitis seromucosa es la causa más frecuente de una pérdida auditiva en la infancia. El líquido seroso es de color opalescente. Las estructuras del oído medio están eclipsadas por este líquido amarillento opalescente.

 

 


MASTOIDECTOMÍA

Mastoides, antro y oído medio se exteriorizan creando una cavidad común con el CAE, (conducto auditivo externo), se extirpan tímpano y cadena osicular. Se le asocia una meatoplastia para ampliar el CAE. Indicado en los colesteatomas. En ocasiones se le asocia una obliteración de la cavidad.Mastoidectomia-300x240.jpg


Descompresión nervio facial

Esta vía es utilizada para la descompresión de la porción timpanomastoidea del nervio facial. Este abordaje permite llegar al ganglio geniculado y al segmento laberíntico del nervio sin necesidad de realizar una cranotomía; sin embargo, requiere una resección del yunque en huesos de pobre neumatización para de esta manera facilitar la exposición del nervio facial proximalmente al proceso clocleariforme. Con este abordaje se puede exponer completamente el segmento laberíntico en un 60-70% de los casos, y en el otro 20-20% el laberinto vestibular, en el borde ampular del canal superior, puede impedir la exposición completa de su segmento proximal. El abordaje se realiza por una incisión retroauricular, seguida por una mastoidectomía simple, adelgazando al máximo la cortical del seno sigmoideo, el tegmen tympani y la pared posterior del conducto auditivo extremo.Descompresion-nervio-facial.jpgPosteriormente se eliminan completamente las celdillas de la punta de la mastoides y se identifican la cresta digástrica, el canal semicircular lateral y la cara superior del yunque, localizando luego el agujero estilomastoido. Se empieza entonces a descubrir el nervio facial, levantando los fragmentos óseos para descubrir el contenido del canal de Falopio. Luego se realiza una timpanotomía posterior preservando el pilar óseo sobre la fosita del yunque (Bustress) para descomprimir la segunda porción del nervio facial. Si la audición está preservada y se requiere descomprimir todo el segmento horizontal, incluido el ganglio geniculado, se puede desarticular el yunque. Sin embargo, cabe anotar que se ha comprobado que para una adecuada descompresión del nervio facial a nivel del ganglio geniculado, es mejor si se realiza un abordaje vía fosa media, ya que al desarticular la cadena de huesecillos se puede ocasionar algún grado de hipoacusia innecesario.


Estapedectomía (Otosclerosis)

La intervención quirúrgica consiste en remover el estribo que se encuentra en el oído medio y colocar una prótesis en su lugar. Está prótesis mide menos de 5 mm de largo x 1mm de espesor y no es rechazada por el organismo. La prótesis no se observa desde el exterior ni desde el conducto auditivo debido a que es colocada en el interior del oído medio.

Estapedectomia-300x240.jpg La duración de la intervención es entre una y dos horas de cirugía. Se realiza bajo anestesia general. Se opera a través del conducto auditivo, por lo cual no deja cicatrices visibles y no produce dolor en el postoperatorio. Debido a que los elementos anatómicos del oído son todos muy pequeños (milimétricos), para la intervención quirúrgica se utiliza el microscopio de gran aumento. Los días siguientes a la operación existe un ligero vértigo que se trata con medicamentos. El altal se produce en el día generalmente, y requiere de una semana de reposo laboral en su casa. No hace falta estar en la cama, pero sí descansando.

La intervención quirúrgica no es 100% efectiva por 2 motivos: el primero que sólo cura el componente de afección del oído medio, no soluciona la disminución auditiva por afección del oído interno. Por lo cual se aconseja operar a los pacientes que presentan mayor compromiso del oído medio (generalmente mayor a 25 dB). El segundo motivo es que en un porcentaje que va desde un 1 a 3% la audición no mejora y en algunos casos puede empeorar en el postoperatorio. No se conoce el motivo de este problema que es independiente del cirujano que opere y del material que se utilice. La mejoría auditiva se puede percibir en el momento de despertarse de la anestesia.

Muchas veces termina de notarse la mejoría cuando cicatriza el interior del oído al cabo de 15 días. No se operan los dos oídos al mismo tiempo. Generalmente se opera primero el oído más afectado y luego de 3 a 6 meses se opera el otro oído. La cirugía no cura los acúfenos o ruidos en el oído.


Miringoplastia con reemplazo de cadena ósea (osiculoplastia)

osiculoplastia-300x181.jpgFrecuentemente, una secuela otorreca incluye lesiones variables de la cadena osicular. Las estructuras más frecuentemente afectadas son: 1º proceso largo del yunque; 2º supraestructura del estribo, y 3º mango del martillo.

Los materiales empleados en la reconstrucción de la cadena osicular pueden ser biológicos (cartílago, hueso y derivados sintéticos como la hidroxilapatina) y no biológicos (metales, plásticos, TORP, PORP). Los materiales biológicos presentan escaso índice de extrusión postoperatoria pero frecuentes adherencias tardías a las paredes del oído medio. Por otra parte, las prótesis no biológicas muestran escasa tendencia a adherirse pero presentan frecuentes extrusiones a través de la membrana timpánica.


Miringoplastia

miringoplastia.jpgEs una intervención quirúrgica que consiste en el cierre de una perforación timpánica mediante la utilización de un injerto. Se accede al oído medio habitualmente desde el conducto auditivo externo y otras veces a través de una incisión detrás de pabellón auditivo. El injerto más usado es el recubrimiento (pericondrio) del cartílago del trago de la oreja. También se puede usar fascia del músculo temporal (se suele usar en el caso del abordaje retroauricular, ya qye se utiliza la misma incisión.

Posterior a la operación se deja un taponamiento del oido durante 4-5 días y las suturas del trago o retroauriculares se retiran a la semanas de la intervención.


Miringotomía

Es un procedimiento quirúrgico que consiste en practicar una incisión en la membrana timpánica (tímpano) y eliminar el líquido (sangre, pus y/o agua) del oído medio, causado por infección o alergia. En muchos casos, se inserta también un pequeño tubo en el oído medio para mantener un drenado. El tubo, habitualmente, permanece en el sitio durante varios meses, aunque puede ser rechazado antes, o bien, permanecer en el sitio varios años.

Miringotomia-300x227.jpgTodo el tiempo que el tubo esté en el oído, deben asumirse los cuidados para evitar la entrada de agua, sobre todo el agua del baño, mediante el uso de tapones de oído, o si lo desea, con un gorro de baño. Ocasionalmente la membrana timpánica fracasa en la reconstrucción después de que los tubos han sido expulsados, y persiste una pequeña perforación que puede requerir una reparación. En algunos casos, en especial en familias con historia de enfermedades crónicas del oído, los tubos de timpanostomía han de ser colocados varias veces. La mejoría de la audición, suele ser inmediata a la expulsión del líquido desde el oído La Miringotomía con o sin colocación de tubo de ventilación, es la operación más frecuente de las realizadas en el oído. Esta cirugía se realiza con más frecuencia en niños, pero en ocasiones en adultos.